“La diversidad siempre enriquece.”

La ONU declaró en diciembre de 2018 el 24 de enero como Día Internacional de la Educación. Para apoyar y celebrar este día, en iLearnTap hemos querido hablar con Salvador Rodríguez Ojaos, pedagogo cuyo blog, “El Blog de Salvaroj”, fue premiado en los premios Espiral Edublogs 2014, para reflexionar sobre la educación actual.

 

Muchos hablan y debaten sobre educación, mientras quizás no todos sabrían responder a la pregunta clave; ¿Qué es la educación?

 

S: El propósito de la educación es preparar para la vida, es decir, dotar de los conocimientos, las destrezas, las habilidades, las competencias…, que nos permitirán aprender autónomamente a lo largo de toda la vida y adaptarnos a los retos de un futuro incierto. En la educación actual, tan importante como saber leer, escribir o contar es ser emocionalmente competente (resiliente, perseverante, solidario…).

 

¿Cómo calificaría el sistema educativo español?¿Cree que es eficiente?¿por qué?

 

S: El sistema educativo es muy mejorable, pero lo será siempre ya que debe ir adaptándose a las necesidades cambiantes del mundo en el que vivimos. Pero también es necesario reconocer que el sistema educativo español ha mejorado de manera notable en los últimos 40 años. Hay demasiados alumnos y alumnas que quedan fuera del sistema (el mal llamado fracaso escolar). La clave está en pasar de un sistema que selecciona a uno que incluye, donde todos y todas tengan cabida.

 

En muchos de sus artículos podemos ver cómo defiende que, los docentes no son los culpables de los problemas de la educación, ¿cuáles son esos problemas y qué es lo que los provoca?

 

S: Culpabilizar a los docentes de los problemas de la educación es injusto y, además, es una visión simplista de la complejidad del problema. De hecho, más que la causa son una parte importante de la solución. Los problemas de la educación son más estructurales y tienen que ver con la falta de recursos económicos y materiales, con ratios exageradas y, muy especialmente, con la falta de voluntad de dejar la educación al margen de los cambios políticos.

 

La ONU, al declarar el Día Internacional de la Educación, busca, entre otros objetivos, “reconocer la importancia de adoptar medidas para una educación inclusiva y equitativa”. Usted defiende a menudo la importancia de la pluralidad, de ser “capaz de aceptar y respetar las diferencias” ¿Por qué es importante esta pluralidad?

 

S: La gran revolución de la educación del siglo XXI es hacerla inclusiva. Aquellos que defienden una educación competitiva porque vivimos en un mundo competitivo, no tienen en cuenta que en realidad somos más competentes cuando colaboramos con otros y que todos y todas tenemos algo que aportar.

 

En su artículo “6 dudas sobre la educación actual” habla sobre la importancia de la escuela para trabajar las emociones. Como ya sabe, nosotros trabajamos con personas con Autismo a las que, a menudo, les cuesta más saber identificar y expresar las emociones, lo que, a menudo, provoca que las escuelas no acepten a los niños con TEA, ya que opinan que deben acudir a una escuela especializada ¿Cree usted que es así, que un niño con autismo desarrollará mejor sus capacidades en un colegio especializado?

 

S: Teniendo en cuenta que hay distintos tipos de autismo, no creo poder dar una respuesta taxativa a esta cuestión. En mi opinión, creo que la situación idónea es que puedan asistir a una escuela no especializada, pero para ello estas escuelas deben tener mecanismos que les permitan atender la diversidad de estos alumnos: profesores de apoyo, y una formación adecuada y continua, que actualmente no se da. La diversidad siempre enriquece.

 

¿Cree que, en general, la educación en España es inclusiva o aún nos queda mucho camino por delante?

 

S: Nos queda mucho camino por recorrer. Hace un tiempo escribí un artículo titulado Aquí no sobra nadie: decálogo para una escuela inclusiva, donde, entre otras cosas, pedía un cambio en los sistemas de evaluación (no basarse en la calificación sino en el aprendizaje), la necesidad de que todos los agentes de la comunidad educativa se impliquen, mejorar los sistemas de formación inicial y continua del profesorado y, especialmente, reforzar una escuela donde los alumnos y alumnas aprendan a ser autónomos, sean cuales sean sus talentos y limitaciones.

 

Muchas gracias por concedernos esta entrevista. No queríamos despedirnos sin antes felicitarle por su trabajo y, en especial, por su defensa de la importancia de que los docentes crean en sus alumnos.

Etiquetado , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *