Personas de éxito con autismo

El desconocimiento hace que, a menudo, las personas tiendan a pensar que los niños con autismo serán dependientes toda la vida y tienen un futuro poco prometedor. Pero eso es uno de tantos mitos equivocados. Existen muchos casos de personas de éxito que fueron diagnosticados con TEA.

Vernon Smith

Fuente: www.monempresarial.com

Este economista norteamericano, considerado el padre de la economía experimental y, fue diagnosticado con autismo. Pero el define esta condición como una “ventaja selectiva”, ya que le permite hiperconcentrarse.

Smith inicialmente se graduó en Ingeniería Electrónica, pero decidió cambiar su rumbo más adelante y doctorarse en economía por Harvard. Profesor en varias universidades y ganador del Premio Nobel de Economía en 2002, es un claro ejemplo de que éxito y autismo no son términos opuestos.

 

Jacob Barnett

Fuente: the-art-of-autism.com

Cuando tenia dos años los padres de Jacob Barnett apreciaron comportamientos “extraños” en su hijo, lo que les llevó a acudir a un especialista. Este le diagnosticó un autismo severo advirtiéndoles incluso de que, probablemente, Jacob no sería siquiera capaz de atarse los zapatos. Tras ese diagnostico, el pequeño Barnett dejó de hablar.

Tras varias terapias fallidas con diversos especialistas, su madre, Kristine Barnett, decidió ocuparse personalmente de su educación. Decidió centrarse en fomentar lo que a su hijo más le gustaba hacer y mejor se le daba, en vez de en insistir en lo que no hacía sino desmotivarlo. Y resulta que el pequeño, que dijeron que no sería capaz de nada, dedicaba las horas, animado por su madre, a llenar el suelo y las paredes de su casa con modelos matemáticos.

Barnett no sólo volvió a hablar, sino que en palabras de su madre “cuando volvió a hablar lo hizo en cuatro idiomas”. Años más tarde y a la tierna edad de 11 años, Barnett se matriculó en física en la universidad, para más tarde doctorarse en física cuántica. Hoy en día se le compara con Albert Einstein e, incluso, varios expertos han asegurado que tiene un cociente intelectual aún superior al del físico.

Como os hemos dicho a menudo, el autismo no es una enfermedad, sino una condición. En una entrevista en la BBC, Kristine Barnett definió muy bien el momento en el que se dio cuenta de esa concepción errónea sobre el TEA: «¿Por qué nos empeñábamos en ‘arreglar’ a Jacob? Cada vez se encerraba más en sí mismo, se acurrucaba entre libros en los rincones de la casa y ya no jugaba con sus amigos».

Temple Grandin

Fuente: the-art-of-autism.com

Mary Temple Grandin es una zoóloga y etóloga y la inventora de la llamada “caja de dar abrazos”, una máquina que se utiliza en muchos centros de tratamiento para personas con autismo como método de relajación.

De pequeña no soportaba los abrazos y el contacto físico, incluso de sus familiares, pero, en cambio, su relación con los animales era todo lo contrario. Amaba pasar tiempo con las vacas y caballos de su familia, lo que le sirvió como terapia.

Un día vio en la granja de su tío en Arizona vio una máquina para relajar a las reses, que consistía en dos placas que ejercían una presión similar a la de un abrazo al animal, relajándole. Esto le dio la idea de crear un instrumento similar para ella misma y, animada por sus profesores, acabó creándola.

Las inquietudes de Grandin la llevaron a graduarse en psicología y especializarse en comportamiento animal. Según ella, su condición le ha ayudado a comprender mejor a los animales, sirviendo de nexo entre el pensamiento humano y el del resto de los animales.

Temple Grandin es hoy en día una profesional reputada, especialmente por su labor por mejorar la vida de los animales en la ganadería.

 

Satoshi Tajiri

Fuente: www.razon.com.mx

Satoshi Tajiri vivía en su infancia en una zona boscosa, lo que le resultaba muy estimulante, ya que era un apasionado de los insectos y los coleccionaba. En el colegio sus compañeros le pusieron el mote de “DR. Bicho”, ya que únicamente se relacionaba con ellos para intercambiar los insectos que tenía repetidos. Durante este periodo fue diagnosticado con autismo.

En la adolescencia desarrolló una gran afición a la Game Boy, y desarmaba sus juegos para ver cómo funcionaban. Tajiri quería ser entomólogo, pero su padre le matriculó en ingeniería en Tokio. Al final, decidió dejar la carrera y volver a casa, donde descubrió, muy a su pesar, que los bosques que rodeaban su hogar habían desaparecido, siendo sustituidos por fábricas.

Con los años juntó sus dos aficiones, los insectos y los videojuegos, creando un juego en el que los niños, como hizo él en su infancia, pudiesen coleccionar insectos e intercambiarlos; Pokémon.

 

Estos son sólo algunos ejemplos de personas de éxito con autismo, pero podemos encontrar otros muchos casos, como el compositor estadounidense Matt Savage, la activista y artista Amelia Baggs, la psicóloga e investigadora Michelle Dawson o el cantante Gary Numan.

Tanto con los niños con TEA, como con cualquier otro niño, a menudo es más determinante la confianza en él de sus familiares y profesores y el tipo de educación, que su condición. Ya son muchas las escuelas que están utilizando nuevos métodos educativos que se centran en que cada niño trabaje especialmente las áreas en las que sobresale. Porque, como dijo Albert Einstein, quien por cierto se rumoreaba que también era autista, “Todos somos genios. Pero si juzgas a un pez por su capacidad de trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”.

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

3 Respuestas a Personas de éxito con autismo

  1. Maria Luisa dice:

    Realmente creo que pocos de nosotros sabríamos decir exactamente que significa ser autista, sencillamente callamos y miramos a otro lado y no debería ser así.

    • ilearntap dice:

      Exacto. El desconocimiento hace mucho daño y por eso nosotros, como otras asociaciones, damos mucha importancia a la visibilidad de las personas con autismo y el conocimiento, aportando mucha información sobre esta condición.

  2. Pingback: 5 mitos sobre el autismo (II) – iLearnTap

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *